IbaguéPolíticaTolima

La desaprobación del pueblo colombiano al gobierno Petro

ibague limpia
ibague limpia

La caída de las Petroreformas y la lucha ciudadana en Colombia

Marchas del 20 de junio: Un llamado de unión y resistencia ante las reformas equivocadas.

La reciente caída en el Congreso de la reforma laboral propuesta por el gobierno de Gustavo Petro ha sido celebrada por los emprendedores y defensores de los empleos formales en el país.

Además, la legalización del uso recreativo de la marihuana también ha quedado en suspenso. Estos acontecimientos son un reflejo del éxito de las marchas ciudadanas del 20 de junio, donde miles de colombianos levantaron sus voces contra un gobierno indolente y sus malogradas reformas.

La reforma laboral presentada por el presidente Gustavo Petro ha sido rechazada en el Congreso, y esto es motivo de celebración para los emprendedores en Colombia.

Dicha reforma habría aumentado los costos en la contratación de personal, generando un panorama adverso para el crecimiento y desarrollo de los negocios. Según un informe técnico del Banco de la República esta reforma también ponía en riesgo más de 450 mil empleos formales en el país. La decisión del Congreso de no aprobarla es un alivio para quienes buscan generar empleo y fortalecer la economía nacional.

En cuanto al proyecto de legalización del uso recreativo de la marihuana, su suspensión en el Congreso también es una noticia positiva para la sociedad colombiana. Aunque existen argumentos a favor y en contra de esta medida, es necesario resaltar los riesgos que se podrían haber enfrentado, especialmente en relación a los niños y jóvenes.

La legalización de la marihuana para uso recreativo habría abierto la puerta a un mayor acceso y consumo, lo que podría haber tenido consecuencias negativas en el desarrollo físico y mental de los menores de edad. Los estudios científicos han demostrado que el consumo de cannabis en edades tempranas puede afectar el desarrollo cerebral y tener un impacto duradero en su salud y bienestar.

Si bien es importante tener en cuenta los argumentos a favor de la legalización de la marihuana, como su potencial para la generación de ingresos y la regulación del mercado, no se puede ignorar los riesgos asociados; especialmente, en la protección de los más vulnerables de nuestra sociedad.

La decisión de suspender este proyecto demuestra la importancia de un debate informado y responsable, donde se considere el impacto social, de salud pública y protección de los derechos de los ciudadanos.

Ambas caídas estruendosas en el Congreso son resultado directo de la presión ciudadana y porque no, del éxito de las marchas multitudinarias que tuvieron lugar el 20 de junio. Especialmente destacable fue la masiva manifestación en Ibagué, donde miles de ibaguereños levantaron sus voces en contra de un gobierno que consideran indolente, incendiario y retardatario.

Las marchas no sólo expresaron el rechazo a las reformas propuestas por el gobierno nacional, sino que también defendieron la libertad de prensa, la cual ha sido constantemente atacada por el primer mandatario en Colombia.

La presión ciudadana ha sido fundamental para que los proyectos de reforma presentados por la administración de Gustavo Petro empiecen a hundirse. La movilización de miles de personas, unidas bajo la premisa de proteger sus derechos y salvaguardar el desarrollo económico del país, ha demostrado el poder que tiene la sociedad cuando se une en torno a una causa común.

Es necesario reconocer que la democracia se fortalece cuando los ciudadanos participan activamente en los asuntos políticos y alzan la voz en defensa de sus intereses.

Las marchas del 20 de junio han sido un ejemplo de ello. La caída de las reformas laborales y la suspensión del proyecto de legalización de la marihuana en Colombia son ejemplos claros del poder que tiene la voz ciudadana y la importancia de la participación activa en la defensa de nuestros intereses y valores.

La salida a la calle de manera pacifica han demostrado que la unión de la sociedad puede generar cambios significativos en la toma de decisiones políticas. Nuestra democracia se nutre de la diversidad de opiniones y del diálogo constructivo.

Sigamos trabajando juntos para impulsar cambios que promuevan el bienestar de todos los ciudadanos y respeten nuestros derechos fundamentales.

Deja tu comentario

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba